A colación de nuestro último post, surgieron dos cuestiones para ahondar más en la materia a tratar, que procederemos a explicar en estas líneas.

Comenzaremos por trasladar al lector el desazón que, a algunos letrados nos genera comprobar los edictos en nuestros juzgados y tribunales, edictos en los que figuran sentencias o simplemente publicaciones previas (ante la falta de localización del sujeto), derivados de demandas de personas jurídicas dedicadas en exclusiva a la usura y conocidas muchas de ellas por el funcionariado de gestión de los juzgados (ya que en buena parte son estos sujetos los que llenan masivamente los juzgados, instrumentalizando la justicia como una herramienta más a sus prácticas de trabajo).

Dichas empresas, tan sólo basta ahondar un poco en su modus operandi, para comprobar su funcionamiento. Se dedican a comprar créditos de dudoso cobro a otras empresas, o directamente arremeten contra particulares a los que previamente han otorgado prestamos con intereses claramente usurarios (que les ha sido imposible devolver alguno o la totalidad en caso de ser más de uno), de esta forma asfixian al sujeto que acudió a ellos en un acto de desesperación, siendo cada préstamo a cada cual más usurario.

Previo el uso del tamiz de la amenaza (como la de introducirlos en ficheros de morosos, como hablábamos en el anterior post) y el acoso (llamadas, emails, cartas amenazantes, etcétera), buena parte de los sujetos terminan pagando incluso lo indebido con la Ley Azcárate en la mano.

Tras lo anterior, personas a las que no le es posible pagar, y tras el tortuoso periodo previo de acoso y derribo contra su persona (que llega a minar el bienestar físico y mental de las personas por la tensión que les generan). Tan sólo algunas empresas, se atreven finalmente a acudir a los tribunales (ya que saben que tienen posibilidades de que el juez detecten la jugada), muchas veces acuden sin firma de letrado (para ahorrar costes, recordemos que trabajan por estadística, con unos cuela y con otros no cuela), ante lo que algunos jueces valientes les paran los pies de oficio, en esas demandas sin firma de letrado, como sucede en determinado partido judicial conocido por este despacho (hemos usado de ejemplo anteriormente el edicto del país vasco).

El mejor consejo que podemos darle a las personas que nos lean, y que se encuentren ellos personalmente, o conozcan a alguien que le suceda algo parecido es que, no dejen que les declaren en rebeldía procesal, defiéndanse, contesten, paréenle los pies  a esas empresas, ya que sino lo hacen recaerá sentencia firme, con la mera publicación en el edicto una vez transcurrido el plazo oportuno.

En segundo lugar, dijimos que íbamos a los requisitos para poder ser introducido en el fichero de morosidad (ASNEF u otros).

La normativa de estos ficheros, regulados aún a fecha de vencimiento del préstamo en el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal, establece lo siguiente: 

Artículo 38 Requisitos para la inclusión de los datos 

1. Sólo será posible la inclusión en estos ficheros de datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica del afectado, siempre que concurran los siguientes requisitos: 

a) Existencia previa de una deuda cierta, vencida, exigible, que haya resultado impagada 

b) Que no hayan transcurrido seis años desde la fecha en que hubo de procederse al pago de la deuda o del vencimiento de la obligación o del plazo concreto si aquélla fuera de vencimiento periódico. 

c) Requerimiento previo de pago a quien corresponda el cumplimiento de la obligación. 

Por lo expuesto anteriormente, queda meridianamente claro que si se incumplen alguno de ellos, y la experiencia nos dice que ello sucede en una parte importante de los casos de inclusiones en ficheros de morosos. Incumplido alguno de ellos, se tendrá derecho a reclamar el perjuicio sufrido por intromisión ilegítima al honor. Cuestión ya tratada en nuestro anterior post.